lunes, 22 de octubre de 2012

La persistencia de la memoria

¿Cuál es la motivación oculta en la mente trastornada de los enfermos de síndrome de Diógenes? ¿Qué fuerza les obliga a atesorar objetos, amontonarlos?
Quizás la principal razón innata es crear recuerdos, quizás porque poseen escasos, o porque los que ya ocupan su memoria son tristes o dolorosos.
Porque es lo que hacemos los seres humanos, no guardamos objetos por su simple físico o valor, sino porque tienen un significado especial para nosotros, activan un pequeño mecanismo en nuestro cerebro que conecta las sinapsis adecuadas para recordar más nítidamente un momento concreto de nuestras vidas, un alguien a quien no volvimos a ver, o el anhelo de volver a ese recuerdo tal y como era entonces.
Quizás esos pobres diablos tratan desesperadamente de arreglar sus propios recuerdos, sus propias sinapsis, tratando de crear montones de nuevas reminiscencias, sean cuales sean, sean por las razones que sean...



"A veces, la gente desaparece, pero siempre deja... rastros. Cosas pequeñas que no podemos explicar: rostros en fotografías, equipaje, platos sin terminar, anillos... Nada es olvidado nunca, no completamente, y si algo puede ser recordado, también puede...volver." (DW)