miércoles, 12 de enero de 2011

Le mort est: Vol. 3


Volvemos con nuestras particulares visiones de lo que serían nuestros "fin del mundo" particulares.


Subir los precios de los cereales, ésto aumentaría el precio de todo lo que nos rodea y la gente se volvería loca por las mañanas al no poder desayunar a gusto, con lo que irían al trabajo con cierto grado de estrés, el cual aumentaría a niveles insospechados al final del día, con consecuentes suicidios colectivos.

K@t (El realista)

En primer lugar invertimos en cursillos para aprender lenguaje de signos, y seguidamente, creamos un virus que se expanda por el aire y destroce por completo las cuerdas vocales humanas, los beneficios serían astronómicos, teniendo en cuenta que prácticamente el lenguaje de signos es casi universal (Bwajaja).

Oniromante (El práctico)

Se contratan varios cientos de chicas de muy buen ver de todo el mundo para implantarles en la vagina un dispositivo gore que atasque el pene entre cuchillas, ésto causaría desmembramientos de la mayor parte de las gonadas masculinas y haría descender asombrosamente el índice de natalidad, el sexo se convertiría en algo a lo que la gente temeria, la ausencia de jóvenes causaría el que no hubiese dinero suficiente para cobrar la jubilación, esto junto a la preocupante falta de sexo llevaría al mundo a la violencia y la locura.....

Putojuanda (El idealista)


1 comentario:

Oniromante dijo...

Por dios, escuchad la canción durante la lectura, te mete de lleno en la desolación y la desesperanza de estos 3 mundos distópicos