domingo, 21 de octubre de 2012

Radioactivity

Había pasado el tiempo, y el pub se había convertido en un antro de mala muerte. Aunque seguían las mismas cosas, la música indie de aquella época que no dejaba de sonar, la mesa de cristal con un tablero de un juego debajo, eso sí, con los colores algo desteñidos... y sobretodo, los sofás, algo raídos, todavía estaban allí, en aquel rincón.
Se sentaron delante de sus respectivas cervezas y hablaron de todo cuanto habían vivido en ese tiempo, habían cambiado, como el pub, pero los pequeños detalles quedaban, una mirada huidiza de él, una sonrisa amplia de ella, una mirada a los labios, un beso apasionado...

- Vaya, había olvidado ésta sensación.

Dijo ella, volviendo a mostrar una radiante sonrisa. Y añadió burlona:

- ¿Dónde has estado toda mi vida?

- Esperando el momento adecuado.

Respondió él, y miró hacia abajo avergonzado por la frase que acababa de decir, después, con nervios trató de agarrar su vaso con la mala fortuna que resbaló de sus dedos derramando lo que quedaba en sus rodillas.
Tras reírse de su torpeza y acabarse la cerveza de un trago, ella se acercó al oído de él y le susurró:

- ¿Quieres llevarme a donde quieras.... otra vez?

No hay comentarios: