martes, 21 de febrero de 2012

¿Y porqué no?

Soy culpable porque me gusta salir a la calle con dos pares de calcetines en vez de uno, porque mastico las piruletas en vez de lamerlas, porque me gusta soñar que pinto el mundo mezclando todos los colores, formas y sabores, porque me gusta sentir en mi mano como se deshacen los terrones de arena de los contenedores de las obras, porque arriesgo mi vida para salvar la de un gato negro que se cruza delante mia, soy culpable por buscar por casualidad una sonrisa sincera en fotografías tomadas por sorpresa, por querer respirar, por no querer digerir todo lo que como, por ser inocente, por estar vivo...



"Somos jóvenes. Se supone que debemos emborracharnos, que debemos portarnos mal y follar hasta perder la cabeza. Estamos diseñados para irnos de juerga, es así. Sí, algunos tendrán una sobredosis o se volverán locos, pero Charles Darwin dijo que no se puede hacer una tortilla sin romper algunos huevos, y de eso se trata: ¡de romper huevos! Somos un desastre, yo soy un desastre y pretendo seguir siéndolo hasta los veintitantos, tal vez hasta los 30, y dispararía a mi madre o a cualquier otra persona que quisiera quitarme eso."
Nathan Young (Misfits)


2 comentarios:

Mariah dijo...

Sabes que has leido algo bueno cuando se te remueve algo por dentro.

Bravo. BRAVO!

Anónimo dijo...

Que grande Jose luis...